lunes, 29 de septiembre de 2008

Vida


El Club Social y Deportivo Vida fue fundado el 14 de octubre de 1940, bajo el nombre de SalvaVida, dado a que dicha empresa era la que sostenía económicamente al equipo (hoy el nombre es Cervecería Hondureña). Los fundadores fueron Gregorio Ramos, José Lamelas y Valentín Vázquez. Los motivos para fundar el nuevo club fue el desacuerdo que se tenía con otro club de la ciudad de La Ceiba, donde el club siempre hizo de local: el Club Deportivo Atlántida. Poco tiempo después de su fundación, y ya jugando en la Liga Dionisio Herrera, la Cervecería Hondureña no permitió más que se usara su nombre para el equipo de fútbol, por lo que se le dejó el Vida, oficialmente por Vida Conde de Castañeda, directiva de la institución. Según se cuenta, en un paseo en bote de directivos del club, la señora Conde de Castañeda se cayó, por lo que el presidente, Gregorio Ramos, gritó: “Un salvavidas para Vida”, quedando ese día el nuevo nombre del club: Club Deportivo Vida. Que loco (?). Con este retiro de dinero por parte de la cervecería, el nuevo apoyo económico lo constituyó el mismo Ramos, ya que poseía una lavandería, en donde jugaban sus estrellas como: “el indio” Vargas, los hermanos “Kilo” y “Perica” Rosales y “Cafeto” Martínez. Sus primeros partidos los jugó en una pequeña cancha ubicada donde hoy está la terminal de micros de La Ceiba y el Mercado San José de dicha localidad.
En la década de 1950 se sumó otro equipo al Vida, el Club de los Diablos Negros Deportivo (!), que eran alumnos del Instituto Manuel Bonilla. Se recuerdan principalmente a “Aqueche catracho” Henríquez, “Leke” Meza, “Wita” Bonilla, “El Seco” Galeas, “el Muratalla” Alonso Moradel, “Campeón” Amaya, “Azabache” Castillo y “El Fafa” Navarro. Gloriosa época, por los apodos claro.
Para la siguiente década se incorporaron grandes artífices hondureños como “Cacabancha” Maradiaga, “Machete” Gutiérrez, “El Pibe” Rodríguez y “Rulo” Paz. También apareció un tal Nilmo Edwards, máximo exponente de la historia del Vida, y que será mencionado en unos párrafos. En esta década consigue vencer dos veces, más precisamente en 1961, al Sacachispas guatemalteco por 2-0 (en ambas ocasiones), en el Campeonato de Campeones de Centroamérica. En el año siguiente sería campeón de la Liga Amateur, venciendo a San Lorenzo de Tegucigalpa en la final. Ese año significaría el cambio de nombre oficial por el actual. Ese año tuvo su primera presidenta, Flor de María Coello. En cuanto a campos de juego, se utilizaban el Campo Águila, el Campo Atlántida y el Campo Vida, que hoy en día sigue usando para las divisiones menores. También participó de la primera Liga Nacional de Fútbol Hondureño, disputada entre 1965 y 66, en la que participaron 10 equipos (Atlético Español, Honduras, La Salle, Marathón, Motagua, Olimpia, Platense, Real España y Troya fueron los demás participantes). No se saben todos los resultados, pero si se sabe que Vida finalizó en la tercera posición, con ocho victorias, seis empates y cuatro derrotas. La temporada siguiente lo encontró en la misma posición. Seguiría deambulando por mitad de tabla hasta 1971/72, cuando saldría subcampeón, a cinco puntos del campeón Olimpia. Carlos Alvarado, otra de las máximas figuras, se consagraba por segunda temporada consecutiva goleador del torneo. Su siguiente buena actuación la lograría en 1976/77, con un tercer lugar en la fase regular, pero no pudiendo alcanzar la final. La temporada siguiente lograría un segundo lugar en la fase regular, pero otra vez no lograría la final.
La temporada 1981/82 sería la primera gran satisfacción para el Vida, porque lograría su primer campeonato. En la final vencería al Atlético Morazán por un 4-1 global. El primer partido se jugó en San Pedro Sula, con victoria por 3-1 para el Vida (goles de Martín Lacayo, Enrique Mendoza y Jesús Carías). La vuelta sería nuevamente para el equipo hoy homenajeado por 1-0 (gol de Mendoza). Lograría su segundo campeonato en la temporada 1983/84. Este título sería el último hasta el día de hoy. También en 1983 sería donado, por el gerente de la Standard Fruit Company, el terreno donde hoy se erige la sede social. Recién en el Apertura 2000 el Vida podría clasificarse entre los seis primeros, ya que en las anteriores tuvo actuaciones de mediocre para abajo, algunas veces zafando del descenso por un punto. Caería muy bajo en el torneo siguiente, ya que saldría último en el Clausura. Volvería a clasificar a la fase final, sin suerte en ella, del Apertura 2000. En el Apertura 2003 volvería a tener una actuación destacada, con un tercer puesto en la primera fase, aunque quedó eliminado en semifinales del reducido. Las últimas temporadas logró pobres actuaciones, quedando último en algunos torneos, pero aún así manteniéndose en Primera, y siendo uno de los pocos equipos en no descender.
En cada torneo se destaca lo que se llama el “Clásico Ceibeño”, cuya primera edición se jugó el 15 de Mayo de 1968, ganando el Victoria por 4-1. Hasta hoy se jugaron 119 partidos, con 39 victorias para el Victoria (valga la redundancia), 46 empates y en 34 victorias para los Cocoteros (el apodo del Vida).
El estadio en el que juega es el Nilmo Edwards, jugador que mencionamos por la década del ’60. No sólo juega allí el Vida, también lo hace su rival, el Victoria. Posee capacidad para 22.000 espectadores.
En la foto de la derecha se lo ve al gran Balín Bennett con la camiseta del Vida, en la temporada 2006/07.

ArielDiabloRojo

Aclaración: La idea del blog es mostrar nombres curiosos de equipos, así como otras curiosidades de ellos, de todo el mundo, no nos estamos burlando de su gente, jugadores, o cualquier otro motivo de burla.

2 comentarios:

Daniel Chávez C. dijo...

Bennett sigue jugando? ufff... pensé q se habia retirado hace rato!

Curioso el nombre de VIDA. ¿Qué pasará cuando queda eliminado de alguna competencia? Me imagino un encabezado tipo Ol*:

"LE QUITÓ LA VIDA"
"LA VIDA SE MURIÓ"
"SIN VIDA"

y asi puedo seguir por horas! jajajja!

saludos!
http://segunda-piel.blogspot.com/

ArielDiabloRojo dijo...

Jajaja, Ol* podría poner muchos títulos bizarros.

El Balín ahora está en el Atlético Olanchano, un equipo de la segunda división hondureña.