domingo, 16 de noviembre de 2008

Júpiter

GRACIAS JORDI

El Club Esportiú Júpiter se fundó el 12 de mayo de 1909, en lo que por ese entonces era la Cervecería Cebrián, localizada en la ciudad española de Barcelona. Los principales gestores de este equipo de fútbol fueron los hermanos Mauchan, dos jóvenes de origen británico que trabajaban en una fábrica de Poble Nou, pueblo cercano a Barcelona. Justamente, el Júpiter nació debido a la fusión de los dos clubes de este barrio: el Anglo-Espanyol y el Stadium Nacional.
Con respecto al nombre, se barajaron muchas opciones, y como no se concordaban, escogieron un método bizarro: se usaría el nombre del globo ganador en un concurso que celebraría en la Playa de Mar Bella. Como se sabe, el globo ganador se llamaba “Júpiter”, por lo que éste se convirtió en el nuevo nombre del equipo: “Club Esportiú Júpiter” (traducido al español sería Club Sportivo Júpiter).
Con respecto a los campos de juego, los primeros partidos se jugaron en el Campo de la Bota, ubicado donde hoy está el parque Llull-Diagonal Mar. Su segundo “estadio” fue el Campo de la Rambla de Poble Nou, que como lo dice su nombre, estaba ubicado en dicha rambla, en lo que hoy sería el centro del pueblo, más específicamente entre las calles Cantí, Pallars y Marià Aguiló. Se inauguraría alrededor de 1920. El tercero sería el campo de “delante del gas”, como era conocido por el pueblo jupiterense (?). Se usaba este nombre porque estaba localizado enfrente de la fábrica de Gas Natural, en la calle Taulat. Estuvo pocos años en este terreno. Su cuarto campo sería el Campo Llull, situado entre dicha calle, Marià Aguiló, Bilbao y Pujadas. Éste fue el primer campo de toda la Península Ibérica (se incluyen España y Portugal) en jugarse partidos de noche con luz artificial, así que cuenta con una rica historia en el fútbol español. Como se deduce, el Júpiter fue el primer equipo español en jugar un partido nocturno, toda una epopeya para aquella época. Sin embargo, en la década del ’40 volvería a cambiar de cancha, esta vez el campo de la plaza Trueta, que estaba ubicado donde hoy está localizada dicha plaza. Tenía gradas de madera y registraba muy buena afluencia de público. Su último y actual campo de juego es el Camp de la Vernada. Fue inaugurado en 1948, y por primera vez se mudó del Poble Nou, para mudarse al barrio próximo de Sant Martí de Provençals. Está entre las calles Agricultura, Andrade, Cantabria y Concilio de Trento.
En cuanto a los colores, el Júpiter usó diferentes combinaciones a lo largo de su historia. Su primera camiseta fue color celeste y blanco. Más tarde usaría una camiseta color verde en su totalidad, para poco tiempo más tarde pasar a la que usa actualmente, rayada granate y gris (combinación también bizarra).
En 1912, y por iniciativa de Antoni Salvà, por entonces presidente de la institución, el club se afilió a la Federación Catalana de Fútbol. Su primer equipo estaría compuesto por Bachs, Esteve, Iglesias, David Mauchan, Escola, Estapé, Casasayes, Riera, Martiraan, Sala y David. Comenzaría a participar en la Segunda Categoría. En dicha competencia se coronaría campeón en 1917. Este año, aparte de consagrarse en la Copa de Barcelona B, también lo haría en la Copa de Catalunya B. En 1925 ganaría nuevamente la Copa de Catalunya B y también su mejor copa hasta el día de hoy: la Copa de España B, hoy equivalente a la Segunda División A. Sus demás títulos serían ganar tres veces más la Copa de Catalunya B (1928, 1929 y 1937), la Liga Regional Preferente (1965) y el Torneig d’Històrics (1985, 1988, 1989, 1995 y 2000). Claro que para la época en la que hablamos, el club tenía la mala fama de ser “anti-español”. Su primer problema fue con el escudo. El dictador de entonces, Primo de Rivera, le prohibió usar el escudo (que es el que usa hoy), por tener demasiadas alusiones a la independencia catalana (la bandera catalana y la estrella, aunque las principales teorías de ésta última hablan de que simboliza al globo ganador de aquella competencia, y de que, como Júpiter es el planeta más grande del universo y en nuestro planeta se ve como una estrella muy brillante, se la simbolizó con dicha estrella). Por eso, en 1924 se cambió el escudo por uno triangular, con los colores gris y granate en barras verticales, coronado por la corona de la Ciudad Condal (viejo nombre de Barcelona). Era circundado por una corona de laureles. Con la restauración de la república en España (1931), el club volvió a utilizar su primer escudo, aunque sólo le duraría ocho años, porque al acabar la Guerra Civil volvería a ser prohibido. Pero esta vez no sólo perdería el escudo, también perdería el nombre y los colores. En los años 1939 y 1940, el Júpiter se llamó Club Deportivo Hércules, y usó una camiseta rayada verde y blanca. A mitad de 1940 el club recuperaría nuevamente su nombre, aunque no los colores ni su escudo. En 1959, y con motivo del 50º aniversario del club, el gobierno le concede al Júpiter nuevamente sus colores, volviendo a utilizar el escudo de 1924. Finalmente, en 1989 una Asamblea de Socios aprobó restituir el escudo original del club, cosa que se oficializó en 1990.
Volviendo al desempeño futbolístico de la institución, en 1924 el Júpiter fue invitado por el Valencia para el partido de inauguración de su actual estadio, el Mestalla. Diez años más tarde, el club conseguiría el ascenso a la Segunda División de la Liga Española. Su primera experiencia no sería buena, ya que en su grupo de ocho equipos, el Júpiter terminaría anteúltimo. Hay que mencionar que el último, el Logroño, renunció luego de perder los tres primeros partidos, aduciendo problemas económicos que llevarían al club a desaparecer. Más tarde sería refundado como el Logroñés. En este grupo compartió partidos con equipos hoy en primera como Osasuna y Zaragoza. El récord del Júpiter fue de un partido ganado, cinco empatados y seis perdidos, con doce goles a favor y veintidós en contra. En la siguiente temporada no zafaría y volvería a descender. Volvería a repetir el séptimo puesto, pero esta vez descenderían los dos últimos (el club que lo acompañó fue el Real Unión Irún). Esta vez mejoró su performance, ya que sumó cuatro victorias, dos empates y ocho derrotas, con 23 goles a favor y 35 en contra. Sobreviviría en esta división hasta 1958, año en que vuelve a descender, esta vez la Regional Preferente. En esta división estaría solamente un año, ya que volvería a ascender a la Tercera División. Nuevamente conseguiría un descenso en 1962, otra vez a la Regional Preferente, la cual ganaría tres años más tarde, volviendo a la Tercera. En 1966, el equipo juvenil del Júpiter consigue un histórico subcampeonato en la Copa de España para menores, perdiendo en la final contra el Athletic de Bilbao. Por mucho tiempo se mantendría en la Tercera División, hasta conseguir un ascenso en 1987, a la Segunda División B. Jugaría en el Grupo II, y bien no le iría, ya que saldría último, en el vigésimo puesto, con el consecuente descenso a la Tercera. Consiguió siete triunfos (1-0 a Aragón, 2-1 a Girona, 3-2 a Mirandés, 1-0 a Poblense, 4-2 y 1-0 [su único triunfo de visitante] a Sportivo Mahonés y 1-0 a Terrassa). Además, sumaría diez empates y 21 derrotas (la peor fue un 0-5 contra el San Sebastián). En total, conseguiría 24 puntos. Pasarían otros diez años en la Tercera hasta que en 1998 volvería a descender, a la Primera División Catalana. Dos años más tarde volvería a la Tercera División, pero quedaría en claro que este nuevo siglo sería el más duro para el club que, en la década del ’30, era considerado uno de los mejores de la ciudad, junto al Barcelona y el Espanyol. En el 2002 volvería a descender a la Primera División Catalana. Además, tuvo que ceder a la municipalidad su piscina, rumoreándose la desaparición del club. Por suerte, esto último nunca ocurrió, pero el club se estaba cayendo en picada. En el 2006 vuelve a descender, esta vez a la Regional Preferente. Y la temporada pasada tocó fondo, ya que descendió a su categoría actual: la Primera Regional. Hasta la última fecha estaba en la salvación, pero un empate, sumado a la victoria del que a la postre se salvó (el Pubilla Casas), lo obligó a descender. Su récord fue de ocho partidos ganados, trece empatados y trece perdidos. Finalizó en la decimosexta posición de 18 equipos, y descendió junto al Mollerussa, Josep Maria Gené y Can Fatjo. Esta temporada, por lo menos, está peleando el ascenso. Está ubicado en la tercera posición, a sólo un puesto del ascenso, que hoy están consiguiendo el Lloreda y el Premiá Dalt.
Entre los jugadores que se destacaron después de jugar en el Júpiter se pueden mencionar a Rosalench, Carreño y Sánchez, que jugaron en el Barcelona; Quimet Rifé, que también jugó en el Barça y que luego ganaría la Recopa de Europa de 1979, también con el equipo culé; Colino, que jugaría en Barcelona, Espanyol y Sabadell; Enrique Silvestre, que también jugó en Espanyol y Real Sociedad; y Pepín, que jugó en Getafe y Valladolid.

ArielDiabloRojo

Aclaración: La idea del blog es mostrar nombres curiosos de equipos, así como otras curiosidades de ellos, de todo el mundo, no nos estamos burlando de su gente, jugadores, o cualquier otro motivo de burla.

4 comentarios:

jordigomezsuay dijo...

Si me permites lo puntilloso, Quimet Rifé jugó muchos años en el Barça, y ganó la final de la Recopa EN Basilea como entrenador del Barça.

Del agradecimiento no soy digno. Desde chico uno oye hablar de equipos llamados Júpiter, Europa, etc., y se pregunta por qué carajos esos equipos llevan esos nombres.

ArielDiabloRojo dijo...

Muchas gracias Jordi. Ya lo edité!

Y si sos digno del agradecimiento. Todo grano de arena suma para este humilde blog

Ariel Peter dijo...

buenisimo tu blog!!!
llegue por La Equidad y termine leyendolo todo, y mientras investigaba sobre otros equipos de Colombia (caso El Cóndor de Bogotá, ya desaparecido) me encontre otro Júpiter en Argentina, Deportivo Júpiter de Puerto Santa Cruz (del Argentino C) rival de El Cóndor de Río Gallegos. La de aves esta bueno, por ahi vi tambien a Los Cuervos del Fin del Mundo de Ushuaia, jejejeje y Las Palometas (aves o peces?) de Dolores. Te tiro otros nombrecitos del Arg C: Once Tigres de 9 de julio (me recordo al Once Lobos de El Salvador, hay un jugador de alli que acaba de llegar a mi ciudad...) y equipos que a uno le hacen volar la imaginación: los troncos de Tres Algarrobos de Rivadavia no tiene nada que hacer con otro equipo que se pone las pilas, el Atlético Eveready de Dolores.
saludos, seguire leyendo tu blog.

Lucas dijo...

Pertenezco a la Ag. de Veteranos del C.E. Júpiter del que hablais, lo cierto es que me ha parecido una redacción muy completa y acertada, solo añadir que este año celebramos el centenario del club. Podeis ver más información sobre el mismo en las siguientes páginas:
www.veteransjupiterce.com
www.jupiterce.es
www.planetajupiter.com
saludos y Felicidades por el Blog.
Por cierto...¿que quiere decir Bizarros?